Metodología de trabajo.

El plan de estudios de la Maestría en Ciencias de la Educación se desarrollará a través de una modalidad escolar, para aquellos aspirantes que tengan antecedentes académicos de ingreso (perfil de ingreso) de licenciatura en cualquier área de las Ciencias Pedagógicas y las Ciencias de la Educación. Para aquellos que tengan licenciatura u otro título de carrera universitaria diferente a las ciencias mencionadas tienen que cursar y aprobar el Curso Propedéutico. Este Curso Propedéutico ofrecerá a los aspirantes una familiarización con los contenidos que se abordarán en el Plan de estudios de la maestría y además contribuirán al reforzamiento de su actividad docente en el Sector de la Educación.

En el Curso Propedéutico, el aspirante tendrá que cursar y aprobar tres asignaturas (1. Educación, 2. Didáctica, 3. Familia y Educación) que se proponen en el Plan de estudios. Cada asignatura del Curso Propedéutico estará constituida por 28 horas/clases bajo la conducción de docente en aula y la obtención de 1.75 créditos académicos. El Curso Propedéutico consta de un total de 84 horas/clases bajo la conducción de docente y la obtención de 5.25 créditos académicos.

La impartición de las asignaturas del Curso Propedéutico será sabatina (total de 6 horas/clase con la impartición de las tres asignaturas - cada asignatura tendrá un total de 2 horas/clase) o en su efecto, según intereses de los aspirantes, en 6 horas/clases en sesión de horario nocturno, entre lunes y viernes, según se designe un día por la institución: la sesión será de 4 horas/clases (17:00 a 21:00hrs) un día de la semana con la impartición de 2 asignaturas de 2 horas/clase cada una, y otro día de 2 horas/clase con la impartición de una asignatura. El diseño de este horario lectivo nocturno entre semana se concibe para dar respuesta a las necesidades de aquellos aspirantes que no pueden asistir a sesiones de clases sabatinas, y así poder satisfacer sus requerimientos e intereses de superación profesional. Los horarios se adecuarán a las necesidades de los estudiantes.

Para estos aspirantes con estudios de licenciatura u otro título de carrera universitaria diferente a las ciencias mencionadas, este plan de estudios concibe la posibilidad de matrícula directa (sin cursar el Curso Propedéutico) siempre que se cumpla como requisito:

1. Tener al menos tres años en actividad docente continua en cualquier nivel de educación, o estar ocupando algún cargo relacionado con o en función de la actividad docente en algún centro educacional o instancia de la Secretaría de Educación Pública u otras afines en cualesquiera de los niveles (estatal o federal) relacionados con el Sector de la Educación. Lo anterior debe ser probado con la documentación oficial correspondiente.

El desarrollo de las actividades académicas del Plan de estudios de la Maestría en Ciencias de la Educación se distribuye en cuatrimestres. Cada cuatrimestre abarcará un período de 14 semanas, en el cual el maestrante asistirá a 6 horas/clases presenciales cada sábado. En estas 6 horas/clase, el maestrante recibirá 3 asignaturas de 2 horas/clase cada una, las cuales se especifican en el Mapa Curricular del Plan de Estudios de la Maestría. Cada asignatura tendrá un total cuatrimestral de 28 horas/clases bajo la conducción de docente en aula y la obtención de 1.75 créditos académicos.

La metodología de trabajo con este plan de estudios tiene en cuenta una variante que incluye la impartición de 6 horas/clases en sesión de horario nocturno, entre lunes y viernes, según se designen dos días por la institución: un día con sesión de 4 horas/clase (17:00 a 21:00hrs) y la impartición de dos asignaturas (2 horas/clase cada una), y otro día con sesión de 2 horas/clase (17:00 a 19hrs) y la impartición de una asignatura. El diseño de este horario lectivo se concibe para dar respuesta a las necesidades de aquellos aspirantes que no pueden asistir a sesiones de clases sabatinas, y así poder satisfacer  sus requerimientos e intereses de superación profesional.

El diseño de trabajo con las asignaturas que se imparten a los maestrantes determina que el aspirante tendrá que cursar y aprobar 13 asignaturas curriculares y 2 asignaturas optativas (se proponen un total de tres asignaturas optativas: 1. Problemas contemporáneos en la Educación, 2. Elaboración y desarrollo de proyectos educativos, y 3. Seminario de temas actuales de Filosofía de la Ciencia, de las cuales los maestrantes seleccionan 2 asignaturas). Esas dos asignaturas optativas, el maestrante las puede seleccionar acorde a sus intereses y necesidades profesionales.

Cada asignatura optativa estará constituida por 28 horas/clases bajo la conducción de docente en aula y la obtención de 1.75 créditos académicos. Las 2 asignaturas optativas que se seleccionan determinan un total general de 56 horas/clase y la obtención de 3.50 créditos académicos.

El aprendizaje, en esta modalidad de estudio escolar, se entiende como un proceso de apropiación de conocimientos y de las formas de ser, conocer, hacer, convivir y transformación del individuo, en función de la transformación de la sociedad, construido a partir de la experiencia socio-histórica, en la cual los conocimientos se producen como resultado de la actividad del individuo y de la interacción con otras personas, cambios que le permitirán al maestrante conocer su realidad, ayudar a transformarla, y crecer como ser social.

El aprendizaje refleja un cambio progresivo en el modo de actuación de los individuos, dado a la adquisición de conocimientos y a la puesta en práctica de habilidades, actitudes y destrezas. Lo anterior significa que el aprendizaje ocurre al satisfacerse como condicionante que el estudiante sea capaz de relacionar de manera lógica, coherente, racional, sustancial y significativa los nuevos conocimientos con aquellos adquiridos previamente, y con las experiencias previas que posee en su estructura cognitiva.

Lo anteriormente planteado se fundamenta en las teorías sobre el aprendizaje significativo[1] [2], que tiene en cuenta la adquisición de conocimientos a través de la relación entre la nueva información con la anterior que el sujeto dispone, dada su experiencia; así como en la consideración del aprendizaje en tres dimensiones: como constructo teórico, como tarea del alumno, y como tarea de los profesores; es decir, proceso donde la actividad de los estudiantes será mediada por la acción del profesor, siendo ésta eje fundamental, lo cual tiene en cuenta los momentos funcionales de la actividad humana: la orientación, la ejecución y el control, y por otra parte, en lo planteado por la UNESCO[3] relativo a los cinco Pilares de la Educación, mismo que implica que el estudiante, en el contexto de su desarrollo, debe aprender a ser, a conocer, a hacer, a convivir, y finalmente a transformarse y transformar a la sociedad.

Además de las concepciones concebidas por los autores anteriores, la metodología de trabajo que se propone para esta Maestría en Ciencias de la Educación, se apoya en concepciones como las siguientes:

1. El Constructivismo[4], a partir de:

a. La búsqueda de alternativas novedosas para la selección, organización y distribución del conocimiento, asociadas a estrategias que permitan un proceso enseñanza-aprendizaje desarrollador.

b. La redefinición del papel del docente, no sólo en sus funciones de transmisor del conocimiento, guía o facilitador del aprendizaje, sino también como mediador del mismo.

2. El Enfoque Histórico-Cultural[5] [6], a partir de:

a. La Educación como proceso de interacción y comunicación social condicionado por el entorno socio-cultural en que el mismo se desarrolla.

b. La importancia de la comunicación en el proceso de socialización del individuo y en la conformación de su personalidad.

c. El vínculo de lo individual con lo colectivo en la concepción del aprendizaje, y de los mecanismos que determinan este proceso.

3. La Didáctica Desarrolladora[7] [8], a partir de:

a. La unidad entre la enseñanza, el aprendizaje, la educación y el desarrollo, centrando la atención en la independencia cognoscitiva, y la apropiación de conocimientos, habilidades, actitudes y destrezas, así como la dirección científica por parte del docente.

b. La formación de un maestrante con un pensamiento reflexivo, crítico y creativo a través del desarrollo de la actividad comunicativa, cognoscitiva, práctica, y valorativa en su proceso docente-investigativo.

Todos los fundamentos anteriores determinan y caracterizan la actividad metodológica de la institución que presenta la presente propuesta de Maestría en Ciencias de la Educación.  

La metodología de trabajo que se propone tiene un carácter holístico, donde se propicia al maestrante una elevada formación académica e investigativa en función de su aprendizaje permanente y del accionar en el contexto de desarrollo, a través de la búsqueda de alternativas, la incorporación de diferentes puntos de vista, y la integración de diferentes teorías y enfoques que le permitan una visión amplia para el abordaje de su actividad profesional, académica e investigativa. 

La metodología, que presenta el Plan de estudios de la Maestría en Ciencias de la Educación, concibe la realización de actividades de aprendizaje bajo la conducción del docente, las cuales llevarán a los maestrante a una apropiación inicial del conocimiento, donde a través de este, se propicien procesos de autopreparación, autodeterminación, toma de decisiones y aplicación de esos conocimientos en su actividad académico-investigativa, y así logren aprendizajes de manera independiente que les permitan reflexionar, concebir y aplicar una investigación, y como resultado, obtener su título de Máster en Ciencias de la Educación.  

La propuesta metodológica concibe que la actividad en clase se basará en el debate de los contenidos en el Plan de estudios, tanto de las temáticas impartidas por los profesores, como de aquellas estudiadas por los estudiantes de forma independiente, donde estarán presente en todo momento el planteamiento, el análisis y la resolución de problemas a los que se puede enfrentar el maestrante en su actividad profesional (docente e investigativa). Lo anterior concibe la valoración teórico-metodológica de su desempeño académico y científico que tiene como referente las de sus iguales, lo que le permitirá a éste poder construir su conocimiento y aplicar los principios y leyes que fundamentan su área de especialidad por medio del debate entre pares y en grupo.  

Los profesores de las diferentes asignaturas de la maestría concebirán las actividades del proceso enseñanza-aprendizaje desde dos perspectivas: por una parte, como producto de la preparación independiente de los maestrantes, lo que demanda de ellos la lectura de documentación científica existente en libros y revistas electrónicas e impresas, así como en cualquier otro medio, los cuales promuevan la obtención de su conocimiento científico y el desarrollo de sus habilidades, actitudes y destrezas, y por otra parte, aquella que concreta el papel esencial del profesor en la dirección científica de este proceso, donde se destaquen, además, sus funciones de facilitador, controlador, organizador, asesor, participante, tutor, iniciador y observador del proceso.

Todo lo anterior implica una constante interacción entre docentes y maestrantes, la utilización de recursos por parte de los maestrantes a partir de su experiencia laboral y profesional como parte del proceso enseñanza-aprendizaje, así como la orientación de actividades y tareas específicas por parte de los docentes, su revisión y la retroalimentación de los resultados de los maestrantes.   

El proceso de evaluación de las diferentes materias se caracterizará por la realización de actividades de forma independiente, en pares y pequeños grupos orientadas por los profesores, y la participación de los maestrantes en debates, talleres, la realización de presentaciones orales, mesas redondas, paneles, etc. Estas actividades serán promovidas por los docentes en sus clases y serán evaluadas de acuerdo a la escala que se propone en cada una de las asignaturas según corresponda.

En cada una de las asignaturas del plan de estudio, el docente será la persona que determinará las formas específicas a través de las cuales se llevará a cabo el proceso de evaluación en correspondencia con los criterios y procedimientos de evaluación y acreditación que se especifican en los programas de las asignaturas.

En todas las asignaturas se demandará del profesor la adecuada orientación al maestrante y su correspondiente retroalimentación de los resultados de su trabajo en función del cumplimiento de los requerimientos de la evaluación.

La metodología de trabajo que se propone para la evaluación final de la asignatura Seminario de tesis, es que el maestrante elabore un Informe Final consistente en un Protocolo de Investigación de una problemática concreta de su contexto profesional.

Durante el desarrollo de la asignatura Seminario de tesis, será prioritario el empleo del debate en talleres con el propósito de que los maestrantes presenten de forma paulatina sus resultados parciales y éstos se sometan a un proceso de análisis y evaluación individual y colectivo, lo cual enriquecerá el trabajo de investigación y el desarrollo de las habilidades de investigación de los maestrantes.

Formas de titulación.

Los maestrantes del presente Plan de estudios de Maestría en Ciencias de la Educación tendrán cuatro (4) opciones de titulación:

1. Por defensa oral de un Informe Final de su protocolo de investigación ante un sinodal nombrado por la institución docente. Se aplica cuando el maestrante ha cumplido los siguientes requerimientos:

a. Ha elaborado un protocolo de investigación como producto de la asignatura Seminario de tesis y éste lo somete a defensa oral y es aprobado ante éste sinodal. 

b. El protocolo de investigación debe incluir dictamen aprobatorio del profesor que impartió la asignatura Seminario de Tesis, y ser autorizado para su defensa oral por los miembros designados del Comité de Maestría. Estos miembros del Comité de Maestría podrán hacer observaciones adicionales al Informe Final para su enriquecimiento, las cuales deberán ser cumplidas por el maestrante.

La presentación escrita del Informe Final de investigación ante el Comité de Maestría tendrá un valor del 50% de la evaluación y la defensa oral del Informe Final ante el sínodo tendrá un valor del otro 50% de la evaluación.

2. Por defensa oral de un artículo científico publicado en una revista arbitrada e indexada en internet con índice de impacto en el área de especialización o en revista de formato impreso con los requerimientos anteriores. Se aplica cuando el maestrante ha cumplido los siguientes requerimientos:

a. Ha elaborado un artículo científico referido al tema de su protocolo de investigación y lo ha publicado en una revista electrónica arbitrada e indizada con índice de impacto en su área del conocimiento o en una revista de formato impreso con los requerimientos mencionados, y éste lo somete a defensa oral y es aprobado ante un sinodal determinado por la institución docente. 

b. El doctorante presentará un dictamen de publicación del artículo científico otorgado por el Editor Principal de la Revista.

La presentación impresa del artículo científico y el dictamen de publicación ante el sínodo correspondiente tendrán un valor del 50% de la evaluación, y la defensa oral de este artículo ante este sínodo tendrá un valor del otro 50% de la evaluación.

3. Por defensa oral de una tesis de maestría ante un sinodal determinado por la institución docente. Se aplica cuando el maestrante ha cumplido los siguientes requerimientos:

a. La presentación de una tesis de maestría como resultado de un proceso de investigación con el correspondiente dictamen de aprobación emitido por su asesor de tesis.

La presentación escrita de la tesis de maestría ante el sínodo correspondiente tendrá un valor del 50% de la evaluación y la defensa oral de ésta ante el sínodo tendrá un valor del otro 50% de la evaluación.

En todas las modalidades de titulación, anteriormente referidas, el proceso de defensa oral se desarrollará de la siguiente forma:

1. El maestrante presentará los resultados de su proceso de investigación en un tiempo no mayor a 30 minutos.

2. El sínodo, luego de escuchar la presentación oral del maestrante, realizará todas las preguntas necesarias, las cuales serán respondidas por el maestrante y al final de éstas, el sinodal decidirá sobre su aprobación.

Las defensas orales se consideran actos solemnes de participación abierta y libre al público, en el que el maestrante expone con claridad, coherencia, nivel de síntesis y apego a las normas de realización, el trabajo de investigación realizado.

El Director Académico de la institución es el designado para revisar el expediente del maestrante y decidir si este documento reúne todos los requisitos para el proceso de titulación. Se considera que un maestrante está listo para la titulación cuando ha cumplido con los siguientes requisitos en el expediente académico:

1. El 100% de la cantidad de asignaturas curriculares y optativas cursadas y aprobadas que se establecen en el Plan de estudios. Esto incluye las asignaturas del Curso Propedéutico según corresponda.

2. Entrega de cinco (5) ejemplares (de Informe Final escrito -Protocolo de investigación-, o de artículo científico con el dictamen de publicación correspondiente, o de tesis de maestría con el dictamen del asesor de tesis según se corresponda con la modalidad de titulación).

Las categorías del resultado final del acto de defensa oral para todas las modalidades de titulación serán de a. Aprobado por unanimidad, b. Aprobado por mayoría, y c. Reprobado. En ese último caso, el maestrante tendrá hasta tres (3) meses para volver a presentarse al acto de defensa. En caso de volver a reprobar el acto de defensa oral, el Comité Doctoral dictaminará si procede, por excepcionalidad, otorgarle hasta tres (3) meses más, para que se prepare para el acto de defensa y se le asignará adicionalmente un asesor para su trabajo de defensa.

4. Por presentar el 25 % de los créditos obtenidos en un programa de Doctorado en Ciencias Pedagógicas o en otro afín a las Ciencias de la Educación.

Los requerimientos específicos para cada tipo de acto de defensa oral serán establecidos en el Reglamento institucional.

Comité de Maestría.

Referencias Bibliográficas:

[1] Ausubel, D. P. Psicología del Aprendizaje Significado Verbal. 1963.

[2] Ausubel, D. P. Psicología educativa: un punto de vista cognoscitivo. 1968.

[3] UNESCO. Cinco Pilares de la Educación. Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (2005-2014).

[4] Constructivismo. Enfoques educativos. Modelo centrado en el alumno. http://hadoc.azc.uam.mx  

[5] Patiño Garzón, Luceli. Aportes del Enfoque Histórico-Cultural a la enseñanza. Educación y Educadores. Universidad de la Sabana. Colombia. 2007.

[6] Daniels, Harry. Vygotsky and Pedagogy. Taylors and Francis Group. 2003.

[7] Zilberstein, J. y M. Silvestre. Didáctica desarrolladora desde el Enfoque Histórico-Cultural. 2005.

[8] Santos Palma, Edith. Aproximación a una didáctica desde el Enfoque Histórico-Cultural. Pedagogía 2005, IPLAC. 2005.